Duane Michals, la imagen como pretexto poético

El estadounidense Duane Michals (McKeesport, Pensilvania, 1932) es considerado una de las figuras más importantes de la fotografía de vanguardia. De formación autodidacta, ha desarrollado un estilo comprometido poéticamente, definido a la vez por una profunda libertad creadora. Al mismo tiempo, ha desafiado el estatus de la fotografía a través del uso de la secuencia narrativa o la intervención de las imágenes con textos y otras técnicas pictóricas. Una vertiente ineludible en su trayectoria es la posición crítica que asume con respecto a temas tan controvertidos como la relación entre el mercado y el arte contemporáneo.


Duane Michals. All Things Mellow in the Mind, 1986


A la fotografía por azar

Duane Michals nació en McKeesport, Pensilvania, el 18 de febrero de 1932. Sin formación en fotografía, contaba con una preparación como diseñador gráfico y trabajaba en sus inicios para una editorial.

La dedicación a la fotografía surgió de forma imprevista durante un viaje turístico a Rusia en 1958, cuando con una cámara prestada hizo una amplia serie de tomas cuya sencillez y franqueza fueron bien recibidas.


Duane Michals. Boy in Leningrad, 1958

Este contacto inicial con la fotografía, ajeno a convenciones y prejuicios, contribuyó a perfilar el personal estilo de Michals, marcado por una profunda libertad artística.

Entre las influencias más significativas de su trabajo se encuentran Balthus, René Magritte y Giorgio de Chirico, lo que da cuenta de la presencia surrealista y el inconsciente que emana de su obra.


«Al contemplar mis fotografías, estás contemplando mis pensamientos». Duane Michals


Un acercamiento poético desde la fotografía

Para Duane Michals la imagen fotográfica, antes que el testimonio de un suceso o el registro de la apariencia de los objetos, trata de un acercamiento poético a una dimensión recóndita de la vida.

Con esta premisa se dio a la tarea, en los años sesenta, de introducir secuencias narrativas que desafiaron la técnica fotográfica y su condición de imagen fija.


Duane Michals. Chance Meeting, 1970

En esos mismos años cuestionó además el poder autónomo de la imagen al superponer breves textos a sus fotografías para fijar aún más su significado.

Simultáneamente, como parte de su trabajo más comercial, Michals ha conformado un apreciable catálogo de retratos de personalidades de la cultura y el espectáculo.


Duane Michals. Andy Warhol, 1972

“Cuando comencé a realizar secuencias, no fue porque pensara que era cool y lo último. Lo hice por frustración con la fotografía fija”. Duane Michals


Una revolución en la imagen

El trabajo de Duane Michals sobresale por la revolución que significó para la concepción de la imagen fotográfica.

Se ofrece también como una apuesta arriesgada y sofisticada por el balance entre fotografía y poesía.


Duane Michals. Rigamarole, 2012

Con su obra, Michals ha contribuido además al cuestionamiento de la relación del arte contemporáneo y el mercado, como se deja ver en la serie titulada How Photography Lost its Virginity on the Way to the Bank.

En los últimos años, el artista ha explorado la vida contemporánea a través de una obra en color dispuesta en forma de abanico, así como mediante la intervención de antiguos ferrotipos con signos y palabras en óleo.

Comentarios

lo más visto

Carlos González Bogen: el compromiso social del arte

Esther Alzaibar

La reminiscencia indígena en la escultura de Pedro Barreto